Entradas populares

martes, 9 de septiembre de 2014

Otra página del diario fuera de su lugar.

Me siento tan rota,
tan sola,
tan perdida,
tan podrida por dentro.

¿Cómo es posible que una persona sea capaz de hacer tanto daño,
tanto dolor a otra persona?
¿Cómo es posible que alguien a quien considerabas una amiga para toda la vida te falle tantísimo?
¿Porqué todas mis preguntas no tiene respuesta?

Estoy harta de esperar,
de perdonar, de amar;
de ser amable,
cariñosa,
de callarme,
de seguir fingiendo que no pasa nada,
cuando en realidad me está matando por dentro.

Los sentimientos son tan fuertes que ni los diferencio.
¿El odio se junta con el rencor?
¿O esa es la esperanza hecha trizas?
Rutina, rutina y rutina.

Dicen que teniendo algo en la cabeza lo demás desaparece.
Dicen que un clavo saca otro clavo.
Dicen que el amor existe.
Dicen que la amistad es para siempre.
Dicen que se perdona y se vuelve a querer.
Dicen tantas cosas, que ninguna es cierta.

sábado, 23 de agosto de 2014

Tiempo.

Tic tac tic tac;
estoy cagada,
muerta de miedo.

Pienso en cuando le vea,
en cuando tenga que hacer un examen con él y tenga que verle.
Tengo miedo.

Quiero abrazarlo, besarle, quererlo, decirle que le perdono, que empezamos de cero, que todavía no es tarde.
Pero lo es.
Es muy muy muy tarde,
quizá demasiado.

Pero le sigo queriendo.
Sólo soy una adolescente sin saber qué hacer.

Para decirte todo o nada.
Tic tac.

viernes, 22 de agosto de 2014

Adolescencia lo llaman.

Me pregunto si me he quedado seca.
Seca de palabras,
de emociones,
de sentimientos,
de recuerdos.
Todo me recuerda a ti.

Me pregunto si algún día te volveré a ver.
Me pregunto si seré capaz de mirarte a la cara.
Me pregunto cuál será mi reacción,
si la de darte un abrazo y llorarte,
o la de enfadarme contigo y llorarte.
Y no sé cuál es peor.

Te quiero, de eso es de lo único que estoy segura.
Me pregunto si algún día leerás todo esto,
todas las palabras cargadas de sentimientos dirigidas a ti,
a tu ser,
a nosotros.

Y me pregunto si seguimos siendo algo,
¿Amigos quizás?

No puedes desaparecer dos meses y medio de mi vida,
 mi asquerosa vida,
en la que sólo tú le dabas sentido,
y pretender que todo sigue igual.

Estoy muerta,
putrefacta,
sin vida,
sin amor,
sin esperanzas,
sin nada.

Porque tú me dabas todo,
y todo tú me lo has quitado.

Eras mi vida.
Mi vida completa.
Y puede que lo sigas siendo.

Temo al tiempo.
Temo que me olvides.
Temo que esté olvidaba ya para ti.

miércoles, 6 de agosto de 2014

Pensamientos.

¿Qué puedo decir?
Sola; siempre sola.
Esperando un amor que nunca llega, o mejor dicho, que hace tiempo se fue, y sigo pensando,
y lo peor no es eso.

Los celos.
La impotencia.
Llevo llorando día y noche; noches de impotencia, dolor, soledad y mi almohada.
Soñando con algo imposible, nosotros.

Y sigo pensando si encontraré a alguien como tú.
Y sigo pensando si quiero encontrar a alguien como tú.
Tan cabrón.
Tan manipulador.
Tan tú.

Y sigo pensando, si mereciste la pena.
Y todavía no sé qué pensar.

martes, 5 de agosto de 2014

Aunque Duela

Podría pasarme la noche escribiendo lo mucho que te quería, lo mucho que te apreciaba,
y lo mucho que lo sigo haciendo.

Podría hablar de cómo eras, según tú, sólo conocía una mínima parte de tí mismo, ¿pues sabes?
Creo que me enamoré.

¿Quién lo sabe?
Yo lo único que sé es que si te sigo escribiendo será por algo, ¿no? digo yo.

Y todos los sentimientos.
Hay tantos que duelen...
Todos, mayoritariamente.

Te seguiré queriendo,
aunque duela.